Mineral del Chico

  • Mineral del Chico
  • Mineral del Chico
  • Mineral del Chico
  • Mineral del Chico
  • Mineral del Chico
  • Mineral del Chico
  • Mineral del Chico
  • Mineral del Chico
  • Mineral del Chico
  • Mineral del Chico

¿Dónde se ubica?

Mineral del Monte se ubica en el sistema montañoso denominado Sierra de Pachuca, que atraviesa los distritos de Actopan y Atotonilco El Grande, para terminar en el de Zacualtipan, integrando con la Sierra Madre Oriental el más importante nudo de la orografía hidalguense; de las prominencias localizadas dentro de los límites del municipio destaca la admirable "Peñas Cargadas".

Información del lugar

Mineral del Chico es un pueblo minero ubicado dentro del Parque Nacional del mismo nombre. En esta pintoresca villa predominan viviendas construidas con adobe, tabique y madera que le dan un carácter rústico verdaderamente encantador.

Mineral del Chico es una de las regiones de Hidalgo más hermosas con abundantes recursos turísticos, un exuberante bosque dentro del cual se encuentran cientos de formaciones rocosas, valles empastados, lagunas, miradores, un río y en el corazón alberga un pueblo minero. La oferta turística con la que cuenta el municipio es muy diversa ya que cuenta con una gran variedad de atractivos.

Atractivos turísticos

{fadegalleryid=15}

Parque Nacional del Chico.


Se trata de uno de los parques más antiguos del país (fue creado en 1898). Abarca 2 739 hectáreas pobladas por densos bosques de pino, oyamel y encino, donde funciona un centro turístico con instalaciones para acampar, albergues y áreas para la práctica del alpinismo, la caminata y la pesca. Su principal atractivo, además de su belleza natural, son las elevaciones rocosas ubicadas entre valles y las barrancas, que son un reto incluso para los escaladores más expertos. En El Chico se pueden practicar la escalada, el camping y la caminata. Se sitúa en el municipio de Mineral del Chico, a 10 km al norte de Pachuca por al carretera federal núm. 105.

Dentro de sus recursos turísticos encontramos el Templo de la Purísima Concepción, la presa el Cidral, el Corredor de la Trucha, el Río el Milagro, la Peña del Cuervo, Las ventanas, el campamento Dos aguas, invernaderos de flores selectas, artesanías, rica barbacoa y comida típica, así como actividades Ecoturísticas.

Nuestro viaje

A las 8 de la mañana nos encontrábamos en el Parque Nacional del Chico, sobre la autopista en dirección a mineral del Chico pidiendo un aventón.
Un autobús de pasajeros se detuvo para brindarnos el ride a Mineral del Chico. Tras una hora de viaje entre la sierra y el bosque de confieras con unas impresionantes curvas, llegamos al pueblo de Mineral del Chico que se encuentra enclavado entre las montañas, y que le anuncia una gran peña desde lo alto de la montaña.
Al bajar lo primero que hicimos fue ir a un restaurante para desayunar unos pastes. Habíamos ahorrado bastante en nuestro presupuesto gracias a los rides y que no pagamos hospedaje, por lo cual decidimos darnos el lujo de desayunar en uno de los restaurantes principales.
Al terminar bajamos la empinada calle empedrada para recorrer el pueblo. De ahí y preguntando sobre atractivos del lugar nos recomendaron el río de las truchas al cual bajamos y pudimos apreciar. Detuvimos en él nuestro camino para reponernos de la pronunciada bajada que le antecedió.
Alrededor de las 2 de la tarde emprendimos el regreso al corazón del Mineral del Chico en busca de nuestro ride de regreso a el crucero del Parque Nacional del Chico. Pasados 15 minutos unos habitantes del lugar nos dieron el ansiado ride. Llegamos alrededor de la 1 de la tarde al cruce de Real del Monte y el Parque Nacional. Caminamos un par de kilómetros rumbo a la carretera de cuota que se dirigía a Huasca de Hidalgo. Sobre la carretera una camioneta cerrada se detuvo para ofrecernos ride, eran dos señores de unos 60 años de edad, nos platicaron que provenían de Huasca, sin embargo ahora vivían en Ecatepec y se dedicaban a transportar artículos entre ambos pueblos.
En mi experiencia, su plática fue reconfortante. Después de nuestra salida y la experiencia que nos había platicado la primer persona que nos dio un ride, escuchar ahora a este matrimonio me hacía creer en la buena voluntad de los mexicanos. La esposa del conductor nos compartió unas naranjas, y nos deseó mucha suerte en nuestro camino. Nos felicitó por viajar y recorrer México y por el deseo de conocer a la gente y a sus pueblos. El ride fue largo, fue una hora de un camino pronunciado entre la Sierra. Al final, nos dejaron en la entrada de Huasca y nos despedimos afectuosamente.
De ahí, a los 5 minutos una camioneta con una familia completa se detuvo para acercarnos al centro de Huasca.

Localización en Mapa

Clima y Temperatura